El Quijote del Plata - Ballet Nacional del Sodre / Alcalá de Henares


Fecha

Del 12 de abril al 10 de julio de 2019

El Quijote del Plata - Ballet Nacional del Sodre / Alcalá de Henares

Una exposición  producida por el Centro Cultural de España, el ballet del SODRE y el Ayuntamiento de Alcalá de Henares sobre “El Quijote del Plata”; una obra del BNS de Uruguay inspirada en la unión de la figura universal del hidalgo Don Quijote de la Mancha con la del célebre uruguayo Arturo E. Xalambrí, un personaje apasionado, excéntrico y extraordinario, responsable de que en Montevideo se conserve una de las más grandes colecciones de libros de Cervantes de América Latina.

Esta exposición, inaugurada el 12 de abril por Javier Rodriguez Palacios, alcalde de Alcalá de Henares y comisariada por Ricardo Ramón Jarne, director del CCE de Montevideo, presenta en todos sus detalles la gran producción del Ballet del SODRE “El Quijote del Plata”, estrenada en octubre de 2018 en el marco del II Festival Cervantino de Montevideo, dirigida por la coreógrafa española Blanca Li y dramatizada por ella misma y por Santiago Sanguinetti. En ella se exhiben los excelentes dibujos y bocetos originales de la escenografía y vestuario que Hugo Millán, invitado por el ayuntamiento de Alcalá y presente en la inauguración, realizó para esta aclamada producción del SODRE, que iniciará una gira por los mejores Festivales de Verano de España. Asimismo  se pueden ver en la muestra vestuario original que ha sido trasladado expresamente para la exposición e imágenes de Santiago Barreiro, uno de los mejores fotógrafos de danza uruguayos.  También se incluyen los vídeos, la música y los textos seleccionados de la universal obra de Cervantes por Blanca Li y Santiago Sanguinetti, para la representación, por lo que el visitante se puede hacer una idea perfecta de la calidad, originalidad y grandeza de la producción del SODRE.

La historia de “El Quijote del Plata” se desarrolla en la magistral biblioteca de Xalambrí, la cual alberga miles de ediciones de Don Quijote. A medida que transcurre cada escena, el lugar se va transformando en los diferentes escenarios que acompañan el relato de cada aventura, inspiradas en las peripecias del Quijote, narradas por Cervantes en su célebre novela.

Este ballet, narrado por una asombrosa coreografía, se nutre de la música de grandes compositores, quienes basaron sus partituras en la obra literaria. Una mezcla de ficción y realidad, que rememora el clima de ensueño de los grandes títulos del repertorio del ballet clásico, interpretada por el Ballet Nacional Sodre.

Director artístico
Igor Yebra
Coreografía
Blanca Li
Dramaturgia
Santiago Sanguinetti y Blanca Li
Bocetos decorados y figurines
Hugo Millán
Fotografía
Santiago Barreiro
Alcalde
Javier Rodríguez Palacios
Concejal Delegada de Cultura y Universidad, Turismo y Festejos
María Aranguren Vergara
Coordinador de Cultura y Universidad
Pablo Nogales Herrera


Exposición

Comisario
Ricardo Ramón Jarne
Coordinación
Xurxo Ponce Reborido
Diseño de montaje
Daniel Rial
Dirección de montaje
Antonio Bas
Diseño gráfico
Adela Casacuberta
Equipo técnico
Antonio Gismero
Julio Jiménez
Darío Ángel Martín
Antonio Martínez
Jesús Rizaldos
José Rodríguez
Sala
Isabel Ballesteros
Juan Manuel García


Texto curatorial 

Montevideo fue nombrada por unanimidad ciudad cervantina, en la sesión plenaria del IX Congreso Mundial de la Asociación de Cervantistas celebrado en São Paulo en el 2015, convirtiéndose así en la cuarta en ostentar esa categoría, junto con Alcalá de Henares (España), Guanajuato (México) y Azul (Argentina).

La nominación se debió a una solicitud enviada al Congreso por la Embajada de España en Uruguay a través del Centro Cultural de España en Montevideo (CCE), la Universidad de la República (UdelaR), la Universidad de Montevideo y la Universidad Católica, avalada por la Intendencia de Montevideo, los Ministerios de Cultura, de Turismo y de Relaciones Exteriores del Uruguay, la Biblioteca Nacional, el Colegio Cervantes y la Comisión Barrial La Blanqueada y Jacinto Vera. Todos forman la Comisión Cervantina Permanente, que es la encargada de realizar el Festival Internacional Cervantino y todas las actividades educativas y culturales relacionadas con la obra de Cervantes.

Montevideo, además de la conservación de los valores “cervantinos”, ciudad custodia lugares vinculados a la figura de Cervantes y sus estudiosos. El Campus Urbano de la Universidad Católica del Uruguay incluye la residencia del gran cervantista Arturo Xalambrí, construida para albergar su valiosa colección cervantina que consta de varios miles de volúmenes referidos a la obra de nuestro máximo escritor.  Por otra parte, Montevideo tiene una zona cuyo nomenclátor homenajea la obra de Cervantes, el barrio Larrañaga (que cuenta con las calles Don Quijote, Sancho Panza, Dulcinea, Galatea, y la Plaza Alcalá de Henares), lo cual es en sí mismo un dato de la historia cultural de la ciudad. Muchos restaurantes, garajes hoteles tienen, a lo largo y ancho de la ciudad, nombres cervantinos.

En relación a la investigación académica, desde 2010 sigue trabajando el “Grupo de Estudios Cervantinos”, adscripto a la Comisión Sectorial de Investigación Científica (CSIC) de la Universidad de la República, que viene desarrollando proyectos de investigación atentos a la lectura y exégesis de los textos cervantinos, así como tareas de extensión y actividades en el medio para divulgar su obra.

“El Quijote del Plata” es una nueva producción del Ballet Nacional del Sodre (BNS), en colaboración con el INAE y el Centro Cultural de España en Montevideo y constituye uno de los mas importantes estrenos mundiales del II Festival Internacional Cervantino. El Ballet, que está dirigido por el reconocido bailarín español Igor Yebra, contó con la excelente coreografía de Blanca Li, la dramaturgia de Santiago Sanguinetti y de la propia Li, así como el diseño de la escenografía y vestuario de Hugo Millán. Su presentación constituyó un éxito sin precedentes en la Historia del Ballet, en estos momentos el más prestigioso de Iberoamérica.

El Quijote del Plata constituye el último e importante eslabón de una larga cadena de más de un centenar de versiones coreográficas que la obra de Cervantes ha generado desde 1614 hasta la actualidad. Fue en Francia donde en el siglo XVII se prodigó “Don Quixote”, como protagonista de los ballets de cour, donde la familia real y los cortesanos representaban las historias de nuestro personaje. En el siglo XVIII, se produce el paso de la corte a los escenarios público y aumenta el número de obras coreográficas que tratan episodios del Quijote. En Italia en cambio estos episodios aparecen como piezas breves en los entreactos de las representaciones de ópera. Lo mismo ocurre en España, en los entreactos de las óperas representadas en el teatro madrileño de los Caños del Peral. Uno de los episodios mas representados es “Las bodas de Camacho”, que, en el siglo XIX, fue temática por los más ilustres coreógrafos de la época como Monticini, Taglioni, Francisqui, Lefebre y un largo etcétera. También los episodios con Sancho Panza eran muy comunes para la pantomima, por lo que se hicieron numerosas versiones donde se lucieron los mejores y más conocidos artistas de la época.

El estreno en Moscú en 1869 del ballet Don Kichote, coreografiado por Marius Petipa sobre música de L. Minkus, fue sin duda el gran acontecimiento mundial y el que encumbraría a El Quijote al primer nivel del repertorio clásico internacional de todos los grandes ballets.  A este le siguió en todos los estilos a lo largo del siglo XX coreografías sobre el Quijote realizadas por las máximas figuras de prestigio internacional como Milloss, Gsovsky, Lifar, Balanchine con música de Nabokov o Neumeier con música de Strauss, entre otros.  El siglo XXI se inaugura con De la Mancha, de La Ribot y prosigue ahora con este extraordinario Quijote del Plata de Banca Li, donde la gran artista multidisciplinar granadina da una interesante visión contemporánea de un clásico de la danza, revoluciona el tutú, incorporando las enseñanzas de su maestra Martha Graham con  aportaciones callejeras que se alternan perfectamente con la alta escuela, de lo reverente a lo insolente. El ballet ideado por Blanca Li no solo es un perfecto resumen de la historia del Quijote en la danza, sino que representa un clarividente avance hacia como se debería tratar el personaje en el futuro. El escritor  uruguayo Santiago Sanguinetti comparte la dramaturgia con la coreógrafa en la que se enlaza perfectamente la vida del Quijote, con la del mayor coleccionista de obra cervantina fuera de España, Arturo Xalambrí, produciéndose una simbiosis perfecta entre los dos personajes, obsesionados y enfermos por los libros. De una escena a otra, de los molinos a la cueva de Montesinos o de ésta a las bodas de Camacho hay que pasar siempre por la biblioteca del Quijote o de Xalambrí indistintamente, que son los que ordenan y sirven de unión entre las diferentes escenas sacadas del Quijote. El lecho de Xalambri enfermo, cuidado por sus hijas Wilborada y Cecilia Teresa las cuales le leen fragmentos del Quijote, sirve de introducción a las escenas.

Blanca Li realizó una magnifica selección de partituras para su ballet sin incluir ningún autor español ya que prefirió elegir nueve compositores extranjeros que tomaron la música de España como inspiración. El artista uruguayo Hugo Millán pone decorados y vestuario a esta gran producción. El eje central es la biblioteca del Quijote/Xalambrí, y allí surge como el Monumento a la Tercera Internacional de Tatlin, el monumento a la lectura que, con la misma esencia constructivista, enmarca el territorio donde se desarrolla el mundo de  fantasía y realidad del Quijote/ Xalambrí y de allí el libro, la topografía en color hueso de las hojas como símbolo de un mundo que crece desde lo literario, desde el libro como objeto cartográfico que dirige la existencia del Quijote/Xalambrí.

Asimismo, uno de los mejores fotógrafos de danza, el uruguayo Santiago Barreira, nos introduce en esta producción en orden cronológico para que veamos cómo se desarrolla la mismo en todas las escenas. Su gran sensibilidad nos traslada perfectamente la emoción y la poesía de este montaje maravilloso que actualiza al mito universal del Quijote y le da trascendencia en el futuro.

Ricardo Ramón Jarne
Comisario

Donde:

Capilla del Oidor, Plaza Rodríguez Marín, Alcalá de Henares, Madrid, España